Vacaciones de invierno 2022: tres lugares imperdibles para visitar con los chicos

Perderse en un enorme laberinto en Chubut, atravesar puentes colgantes de los árboles o pasar la tarde haciendo rafting, todo es posible en nuestro país y está para ser aprovechado. ¿Todavía no sacaste tu pasaje de micro? Metete ya en Retiroterminal.com
0701lacumbre-1379995

Banner negro escritorio

Ya sea en Chubut, Mendoza o Córdoba, para estas vacaciones de invierno hay muchas actividades para hacer en familia y compartir con los más chicos. Seleccionamos tres que bien valen la pena para disfrutar, pasear y divertirse! Desde un laberinto hecho por un matrimonio cerca de El Hoyo, al Arborismo más original y exigente en La Cumbre, culminando en San Rafael con un poco de adrenalina.

Perdidos entre el verde

“Cuando nos conocimos, mi marido me dijo que algún día quería hacer un laberinto conmigo”, explica Doris Romera en una lomada de El Hoyo, Chubut, mientras el sol ilumina unos paredones de árbol de 2 m de altura que comenzaron a plantar en 1996. Antes habían pasado semanas y semanas diseñando la forma ideal del circuito, para luego plantar y podar hasta llegar al trazado que tienen hoy, algo que nació como un placer familiar y, a pedido de los vecinos, en diciembre de 2013 se convirtió en un emprendimiento: Laberinto Patagonia.

“Primero hicimos la parte central, un círculo que fue el disparador. El trazado tiene la forma de un intestino o del cerebro, como circula la energía en el cuerpo”, explica Doris. Es un intrincado derrotero con dos sectores amplios de descanso y muchas vueltas, para divertirse e incluso pasar el día, ya que tiene confitería, expendio de helados, venta de pochoclo y espacios para sentarse a descansar y pronto un restaurante. Hace poco anexaron una galería de arte inmersivo (con un costo extra de $ 300), desarrollada junto a la Universidad Río Negro, otro emprendimiento más de la creativa Doris, chef de profesión y espíritu libre por naturaleza.

Esta propuesta tan atractiva abre durante el verano y también en julio, para perderse en un recinto completamente nevado. El precio es de $ 850 por persona. En Camino a El Desemboque Km 3,7.

Entre los árboles

La Estancia El Rosario es un clásico de La Cumbre, Córdoba,, conocido principalmente por sus alfajores. Está en las afueras y se puede ir a pasar el día: desde una breve visita guiada por la planta elaboradora (ya sin uso) para contar la historia de la escocesa Felicitas Johnson, que en la época en que se construía el ferrocarril preparaba dulces caseros para aprovechar las frutas de la zona, luego puso una casa de té (hay una importante tradición por estos pagos) y más adelante comenzó la elaboración de los alfajores. Y se puede pasar el día porque tiene un restaurante, una parrilla para comer al aire libre y un sector de actividades aéreas entre los árboles: Aventura El Rosario.

Hay entretenimiento para todos y está armado por etapas: tirar con arco y flecha asistidos por el experimentado personal o ponerse arnés y casco para practicar Arborismo. ¿En qué consiste? Nada menos que en recorrer puentes colgantes ubicados entre los árboles a cierta altura y no es nada sencillo. Por eso hay que asegurarse de que el arnés que nos une a las estructuras esté bien sujeto. Es que se va poniendo difícil: primero son tablas suspendidas y colocadas a modo de trencito que hay que superar, después troncos colgados verticalmente, más tarde ¡¡cables que unen ambos lados del puente! Hacen falta destreza, fuerza de brazos y calma para cumplir con el desafío, pero se logra. Esta maravilla de siete puentes colgantes fue diseñada por los hermanos Roggio y es buenísima.

Le siguen tres tramos tranquilos de tirolesa y la última parte es una palestra para escalar, y se hace bastante difícil llegar hasta arriba para tocar la campana. Todas las actividades son asistidas por el personal y tienen un costo que parte de los $ 2.800.

La perla de Mendoza

Aquellos que busquen distenderse en familia encontrarán en San Rafael una ciudad que tiene todo alrededor. A pocos kilómetros pueden hacer tirobangi -una variante de la tirolesa, ya que el recorrido se hace de cara al agua, y suma la posibilidad de sacar fotos y disfrutar más del paisaje de Los Reyunos atravesando el Dique que contiene al río Diamante-, trekking, 4x4, cabalgatas, mountain bike, montañismo y por supuesto, esquiar (Las Leñas es famosa por sus pistas para practicar esta actividad, y desde San Rafael se llega en unas pocas horas).

El Cañón del Atuel es “la” excursión recomendada: partiendo de la ciudad se llega a El Nihuil, primera parada donde se puede disfrutar de una café o una rica comida y admirar el paisaje del lago. Luego sí comienza el “descenso” para adentrarse en el Cañón, donde se va observando todo el aprovechamiento hidroeléctrico de las aguas del río Atuel, con sus tres centrales y sus respectivas represas. Además, las paredes del Cañón –a veces de con más de 260 m de alto- exhiben diferentes geoformas para divertirse buscándole similitudes a personajes, objetos o animales. Finalizando el circuito, nos deslumbra el lago de Valle Grande, con la central hidroeléctrica Nº 4 al pie del dique y si el caudal de agua lo permite, la posibilidad de hacer rafting al final del recorrido.

Fuente: Revista Weekend

Te puede interesar

Te puede interesar